Inspírese | 28 de febrero de 2022

¿Vale la pena invertir en las herramientas sin escobillas?

Las herramientas sin escobillas suelen costar más que las que tienen motores con escobillas. Descubra las diferencias entre los motores con y sin escobillas para decidir si un taladro o destornillador sin escobillas sería una mejor inversión que una herramienta convencional con escobillas.

Herramientas con escobillas vs. herramientas sin escobillas

En las herramientas eléctricas con escobillas, como los taladros, los destornilladores y las sierras, las pequeñas escobillas metálicas trabajan junto a las fuerzas de atracción y repulsión de los imanes para hacer girar el eje. Estas escobillas metálicas en realidad son pequeños bloques de carbono que los resortes de compresión empujan contra los electrodos giratorios conectados al rotor. Este mecanismo cambia la polaridad magnética a medida que el electroimán gira.
 
En el caso de los motores sin escobillas, no hay escobillas que se desgasten. En cambio, utilizan un tablero de circuitos eléctricos y un sensor para cumplir con la misma función conmutativa. Eliminar la zona de contacto entre las escobillas y los electrodos evita la pérdida de energía ante la fricción y también garantiza que cualquier acumulación de calor que se produzca se disipe con rapidez. ¿Cuál es el resultado? Las herramientas que tienen motores con escobillas funcionan hasta un 50% más de tiempo con batería. Comparados con los que no tienen escobillas, los motores que sí tienen funcionan a máxima velocidad y consumen la misma cantidad de energía, independientemente de la resistencia. Con el transcurso del tiempo, esto puede generar una vida útil más corta para la batería en las herramientas eléctricas inalámbricas, y hacer que sea necesario reemplazar los componentes con escobillas después de 50 horas de uso. Los sistemas electrónicos en los motores sin escobillas pueden ajustar el suministro de energía, la velocidad y el torque según el material y la tarea para darle una vida útil más prolongada al motor.

Las ventajas de las herramientas sin escobillas

Un punto muy destacado para la venta de las herramientas sin escobillas son los diseños que omiten los componentes con zonas de contacto frecuente. La ausencia de un contacto físico entre el rotor y el estator evita la fricción, la pérdida de potencia y el desgaste que se producen cuando usa herramientas con escobillas. Además, hay un módulo electrónico en los motores o en la caja sin escobillas que regula continuamente la corriente, por lo cual las herramientas sin escobillas siempre funcionan al máximo de su eficiencia.
 
Es probable que las características de ahorro de energía de las herramientas que tienen motores sin escobillas sean más evidentes para los profesionales que usan estas herramientas durante períodos prolongados de manera habitual. Al mismo tiempo, el hecho de que estas herramientas generan menos calor, menos desgaste y menos roturas permite que tanto las baterías como el motor duren por más tiempo. 
 
Los modelos de herramientas sin escobillas de Hart ofrecen un rendimiento estable para los aficionados, los artesanos y los profesionales. Los beneficios de los sistemas de conmutación eléctrica de estas herramientas incluyen un posicionamiento más preciso, velocidades más altas del motor y mayor flexibilidad con respecto a la potencia, las variaciones de velocidad y los ajustes del torque. La calidad de los cojinetes en un motor sin escobillas es el factor determinante principal para la extensión de la vida útil de servicio de una herramienta. 

Las mejores herramientas sin escobillas

Los taladros y los destornilladores son las herramientas eléctricas más comunes para consumidores y profesionales que se encuentran disponibles con motores sin escobillas. Estas herramientas pueden costar hasta el doble que sus alternativas con escobillas, pero, a cambio, los modelos sin escobillas son más eficientes, duraderos y potentes. Si planea utilizar una herramienta eléctrica en sesiones prolongadas de forma periódica, invertir en un modelo sin escobillas puede resultarle rentable en términos de ahorros en componentes de reemplazo con escobillas y una vida útil de servicio más prolongada.
 
Las herramientas sin escobillas también se destacan en términos de desempeño. El taladro atornillador de impacto sin escobillas, 20V, de HART alcanza hasta 3,000 rotaciones por minuto y ofrece hasta 2,200 pulg./lb de torque. El gatillo de velocidad variable proporciona hasta 3,800 impactos por minuto. Este destornillador sin escobillas también ofrece hasta un 30% más de potencia y es un 20% más rápido que las alternativas con escobillas. También cuenta con un mandril hexagonal de ¼” para facilitar y acelerar el cambio de las brocas.
 
La tecnología del motor sin escobillas también está disponible en el taladro atornillador sin escobillas, 20 V, que ofrece hasta 1,800 rpm. Esta herramienta cuenta con un embrague de 24 posiciones para ajustar el torque, una caja de cambios de 2 velocidades que brinda un control y una velocidad óptimos y una luz de trabajo LED para mayor visibilidad. El martillo rotopercutor de ½” sin escobillas alcanza hasta 31,000 golpes por minuto; una potencia suficiente para taladrar a través de ladrillo, hormigón, mampostería o incluso rocas. Esta herramienta funciona aproximadamente un 25% más rápido que el martillo rotopercutor y funciona 2 veces más con la batería cargada.

Cómo realizar el mantenimiento de las herramientas sin escobillas

No tener la necesidad de reemplazar los componentes de las herramientas eléctricas que comúnmente se conocen como “escobillas” es una de las ventajas principales de pasar a las herramientas sin escobillas. Además, las baterías y los motores de estas herramientas tienen, en promedio, una vida útil de servicio más prolongada, porque las herramientas que tienen motores con diseño sin escobillas tienen un funcionamiento más frío que las herramientas con motores con escobillas. 
 
Otro punto a favor es que las herramientas sin escobillas no requieren ventilaciones. Eso se debe a que el mecanismo de bobinaje que genera el calor se encuentra cerca de la moldura de la herramienta, en lugar de estar en el interior, como ocurre en la mayoría de las herramientas con escobillas. Las ventilaciones suelen acumular suciedad y residuos; por este motivo, eliminarlas por completo ayuda a reducir al mínimo la limpieza y el mantenimiento.
 
Siempre es una buena idea limpiar las herramientas con un paño limpio durante el uso y después de este. Siga las instrucciones de uso, mantenimiento y almacenamiento seguros que se encuentran en el manual de cualquier herramienta eléctrica con o sin escobillas. Los pomos y las superficies de sujeción de las herramientas deben estar limpias, secas y no contener grasa ni aceite. También es importante que verifique la alineación y el posicionamiento de las partes móviles e inspeccione los componentes y accesorios para detectar indicios de daño o desgaste. Gracias a la cubierta sin ventilaciones y al funcionamiento más frío, las herramientas sin escobillas suelen requerir un mantenimiento mínimo durante sus años de uso.

Por qué las herramientas sin escobillas son una buena inversión

Invertir en herramientas que tienen motores sin escobillas puede tener ventajas en términos de la eficiencia inmediata y la vida útil de servicio prolongada. Los taladros y destornilladores sin escobillas del sistema de 20V de HART Tools y las herramientas de jardín del sistema de 40V funcionan con baterías de iones de litio intercambiables y recargables. Obtenga las herramientas sin escobillas adecuadas para cualquier tarea con los sistemas de 20V y 40V de HART Tools.
Logo de HART Escudo de HART